Barniza tus muebles y ahorra dinero

mesa-okey

Un mueble restaurado y bien barnizado, especialmente cuando es antiguo o de madera noble, es ideal para decorar nuestra vivienda y ser la envidia de nuestros huéspedes.

Claro que conseguir ese resultado no es fácil y, lógicamente, lo mejor es dejarle el trabajo a los profesionales. Pero, si no tiene dinero para invertir, te damos los mejores consejos para recuperar la tan gastada mesa del comedor o restaurar nuestras puertas.

Cuando quieras hacer un acabado sobre madera y que te quede pulido, suave y liso, tendrás que sellar bien el poro de las tablas: así, puedes aplicar sobre la tabla dos manos de tapaporos rebajado con disolvente nitro al 50%, y pulir bien cada mano con lanilla de acero Nº 000 una vez seca.

Luego, hay que quitar después el polvo y empezar a trabajar. Otra opción es aplicar goma-laca; se puede usar una ya preparada, que se vende así, o en escamas, diluida con alcohol.

Diluye un barniz incoloro brillante o satinado con un chorrito de disolvente. Remueve y fíltralo con una media. Aplícale tres manos sobre la tabla decorada, cruzando las pasadas y con una brocha de pelo natural. Lija con lija Nº 600 entre mados y quita el polvo.

Después sigue barnizando con una muñequilla de algodón de camiseta rellena de borra de lana, aplicando muy poco barniz y mojándola de vez en cuando en aguarrás. También puedes terminar lijando y dando cera incolora.

Te puede interesar

Escribe un comentario