Bancos en quiebra, a manos de los Estados Unidos

La crisis financiera que comenzó en el sector hipotecario de los Estados Unidos provocó una crisis nacional y global muy aguda, quizá, la más importante desde la década del ’30, tiempo en que se produjo el crack y la caída de Wall Street. Ahora, las consecuencias de la crítica situación financiera estadounidense generaron una gran cantidad de quiebras de grandes empresas y conglomerados.

Para evitar mayores consecuencias, el Gobierno de Barack Oabama ha decidido intervenir en la mayoría de ellas mediante los conocidos salvatajes financieros. Sin embargo, otra gran cantidad de bancos de mediano y menor peso, han quebrado y han pasado a dominios del Gobierno.

Es así que Estados Unidos acaba de transformarse en el dueño de ocho entidades en bancarrota. Ellas son el Butler Bank of Lowell (de Massachusetts), 268 millones de dólares en activos. El Lakeside Community Bank of Sterling Heights (en Michigan), por 53 millones de dólares; el Innovative Bank of Oakland (California), por valor de 284 millones de dólares; el City Bank of Lynnwood (en Washington), con activos por 1.130 millones de dólares.

Por último, también pasaron a manos del Estado el Tamalpais Bank of San Rafael (628,9 millones de dólares en activos), el First Federal Bank of North Florida (393,9 millones en bienes), el AmericanFirst Bank (90,5  millones) y el Riverside National Bank (por 3.420 millones de dólares).

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Juan Carlos Baca Flor dijo

    Es muy importante que un presidente de estados unidos tome medidas
    muy acertada para que los otros paises desarrollados entiendan que ya es hora de governar muy disiplinadamente con honestidad y honrrades para todo el pueblo en general.

  2.   nestor dijo

    Es la base de toda gestión seria y uniforme.

Escribe un comentario