Aumentan los temores a una recesión mundial tras un G20 sin mucho brillo

Con el ingreso de Japón, segunda economía mundial, a la recesión el fantasma de esa palabra que nadie quiere oír comienza a expandirse a nivel mundial, mientras los mercados siguen escépticos con respecto a la cumbre del G20 en Washigton para hacerle frente a la crisis económica.

Con Francia y Gran Bretaña desacelerándose a paso gigante, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, llamó a adoptar un plan de estímulo fiscal a nivel europeo.

Sin dudas, una de las industrias más vapuleadas es la automovilística, que tiene graves dificultades debido a la crisis. En Estados Unidos, el gobierno ya anunció que ese sector tendrá que arreglárselas con los fondos ya disponibles y no recibirá apoyo adicional.

En Alemania, por ejemplo, la canciller Merkel busca efectuar una reunión de emergencia con ejecutivos de Opel para conseguir ayuda ya que su casa matriz, General Motors, está al borde de la quiebra.

Los inversores de Asia y Europa, en tanto, no se muestran muy impresionados con la nueva ola de promesas hechas por los líderes del G20 para unir fuerzas con el fin de estimular el crecimiento y reformar la arquitectura financiera a nivel mundial.

Te puede interesar

Escribe un comentario