Aumenta el número de impuestos en España con la crisis

Pagando ImpuestosSe acercan las elecciones en España y como siempre, nuestros líderes olvidan lo realizado durante estos últimos tres años y empiezan a prometer y prometer cosas, que en algunos casos no sé si lo dicen por decir o porque están bajo la influencia de algo. Esto me ha hecho reflexionar sobre lo pasado. Una de las cosas que nos decían hace casi cuatro años es que España necesita ganar en competitividad, para que las empresas de fuera de España se fijen en el país, pero claro está hay que decirlo, no hacerlo. En 7 años, el número de impuestos autonómicos no sólo no se ha reducido sino que ha aumentado, pasando de los 48 impuestos a los 76, creándose impuestos por diversos hechos y situaciones, que en realidad no aumentan las arcas del Erario Público sino que obstaculizan el crecimiento.

Este incremento en el número de impuestos es a nivel autonómico ya que a nivel nacional la cosa se puede disparar aunque teniendo en cuenta que estamos pagando un 21% de IVA cuando no hace mucho pagábamos un 16% y estábamos peor, el resto de impuestos nacionales parece pecata minuta.

Pero es llamativo el número y el tipo de impuestos que se han creado en las autonomías. El Number One se lo ha llevado Cataluña, la cuál ha incrementado en 10 el número de impuestos, creando absurdeces como un impuesto sobre el ADSL o un impuesto sobre las emisiones tóxicas de los transportes aéreos de carácter comercial. Hay otros impuestos que parecen interesantes como el impuesto sobre los inmuebles vacíos, aunque no sé como se podrá comprobar y cumplir.

Cataluña doble el número de impuestos mientras que Baleares no hace nada

El cuarto puesto es igual de interesante que el primero, Andalucía, una comunidad que ha aumentado en 3 el número de impuestos pasando de 5 a 8, pero con menos recaudación de lo previsto. Esto se ha debido a que tiene impuestos algo absurdos como el de las tierras infrautilizadas, impuesto que no aportó nada en el 2012.

Tal vez la comunidad que mejor lo ha hecho ha sido Baleares, una comunidad que no aumentado el número de impuestos, los ha dejado tal cuál, y eso significaba tener dos impuestos propios, nada más.

Como bien he dicho al principio del artículo, esto se trata nada más que para ver hasta que limites España se ha preocupado en ser más competitivo. Mientras nuestras comunicaciones no son muy allá, el número de impuestos crece y la competitividad baja, siendo muy difícil para la empresa extranjera situarse en este país. Además si la tendencia de los impuestos es abusiva, el atractivo es aún menor. Espero que todo esto cambie, pero no creo que las promesas electorales puedan albergar esperanzas ya, por lo menos en el tema de los impuestos.

Te puede interesar

Un comentario

  1. La verdad es que deberían de empezar a bajar ya los impuestos, sobretodo los referentes a inmuebles, ya que eso supondría un alivio a las familias menos pudientes.

Escribe un comentario