¿Qué aportan los depósitos online?

depósitos onlineUno de los atractivos para contratar los depósitos online, es que los convencionales no generan una rentabilidad satisfactoria para tus intereses como ahorrador. En estos momentos raramente dan más del 0,50%, aunque se suscriban los formatos con mayor plazo de permanencia. Todo ello originado tras las decisiones del Banco Central Europeo (BCE) de abaratar el precio del dinero. Y que ha llevado a que esté situado en mínimos históricos, en el 0%. Con todos los productos para el ahorro como principales perjudicados de esta estrategia monetaria.

Para elevar su rendimiento, no habrá más remedio que suscribir algunos modelos que pueden mejorar estos márgenes comerciales. Por supuesto que no bajo porcentajes realmente espectaculares, pero si al menos para subirlos entre medio y un punto porcentual. Y llevarlo a un máximo en torno al 1,50%. Se consigue por medio de los depósitos vinculados a activos financieros (bolsa, materias primas, índices financieros, etc.), ampliando los plazos de permanencia, y acudiendo a las ofertas promocionales que vienen lanzando con regularidad las entidades bancarias.

Pero a pesar de todo, puedes encontrar otra fórmula aún más sencilla para lograr que tu depósito sea más rentable cuando lo contrates. Y parte de los depósitos online, que son aquellos que son suscritos desde los nuevos canales tecnológicos. Bien desde el ordenador de tu casa, por medio de una tableta, o incluso desde el móvil que siempre llevas contigo. No es que su rendimiento suba en exceso, pero lograrás alzas de unas cuantas décimas con respecto a las imposiciones tradicionales.

¿Cómo se contratan los depósitos online?

Este producto bancario tiene una primera diferencia y es que puede formalizarse más cómodamente, desde casa y  a través de Internet sin tener que acudir al exterior, ni a firmarlo en ninguna sucursal bancaria. Ni tan siquiera será necesario que des la orden de compra por vía telefónica. Con la ventaja añadida que esta operación podrás realizarla a cualquier hora del día, incluso por las noches si este es tu deseo. No en vano, la flexibilidad en su contratación es uno de los denominadores comunes de este proceso online.

Solamente hace falta acceder a través de una clave facilitada previamente por la entidad financiera, y claro está, disponer de los fondos necesarios para suscribir el producto. De forma instantánea, y sin necesidad de la confirmación del emisor del depósito  plazo. Como consecuencia de este proceso, su formalización será mucho más fácil para los usuarios. Pudiendo elegir entre los modelos que presentan esta característica.

Varias son las propuestas que han desarrollado la mayoría de bancos, con plazos muy diversos que parten desde un mínimo de un solo mes. No obstante, destacan por su ausencia las propuestas de larga duración. Rigiéndose, en cualquier caso por el abono de los intereses a su vencimiento. Con pocas opciones de adelantarlos, tal y como hacen las imposiciones bajo formalización convencional, o dio de otra forma, con anticipación de la remuneración.

¿Qué rendimiento ofrecen?

rentabilidad que ofrecenLa retribución que ofrece a sus impositores no siempre es igual, ya que depende del formato elegido. Pero normalmente oscila en una franja que está comprendida entre el 0,50% y 1,00%, en función de sus características y del plazo seleccionado, aunque ciertas propuestas las envuelven bajo el formato de promociones especiales para captar el dinero de los nuevos clientes. Y en cualquier caso, sin vinculaciones, ni otras estrategias de fidelización. Se trata de unas imposiciones que se mueven bajo los cánones tradicionales en su contratación.

El desarrollo de estos productos destinados para el ahorro ha incidido en la eliminación de las trabas burocráticas que deben realizar los usuarios bancarios para su contratación. Y precisamente gracias a esta estrategia comercial pueden mejorar sus márgenes de retribución. No supone importes muy altos, pero que al menos servirá para abonar algún pequeño capricho de los depositantes. Siendo su principal aliciente.

Desventajas en su contratación

Si bien las ventajas prevalecen sobre los inconvenientes en la contratación de estos productos bancarios, no conviene minimizar algunas sombras que presentan los formatos online. No referente a su rentabilidad, sino al proceso para suscribirlo. El primero de ellos se deriva de la limitación a otros modelos de mayor permanencia. Y como consecuencia de ello, con un tipo de interés algo más elevado.

Otro de los problemas que conllevan estas imposiciones a plazo parte que están dirigidas solamente a dinero procedente de otras entidades, o cuando menos para nuevos clientes. Limitando el acceso a otros perfiles de usuarios, que tendrán que recurrir a otras propuestas de diferente naturaleza para incrementar su retribución todos los años.

Es conveniente, por otra parte, leer detenidamente la letra pequeña del contrato de los depósitos online, por si hubiese alguna cláusula restrictiva. En especial lo que hace referencia a su cancelación o renovación. En muchos casos no puede realizarse esta operación, y en otros sencillamente está penalizado por una comisión que puede lastrar la futura rentabilidad del depósito. Para ello, será esencial que sus condiciones queden muy claras en las webs de las entidades. Sin posibilidad de llegar a equívocos, en donde los destinatarios de estos productos serían los grandes perjudicados.

A partir de estas características que presentan los depósitos online, se presenta una oferta muy amplia, aunque sin muchas novedades en la elaboración de sus formatos. Puedes encontrar desde ofertas puntuales, para nuevos clientes o para los ya existentes, a imposiciones puramente convencionales. Y que poca diferencia tienen con los que formalizaban tus padres.

También hay que destacar que las mejores propuestas de ahorro proceden de los períodos promocionales, y que como elemento innovador con respecto a otros modelos depositarios, algunas entidades incluyen los regalos de promoción en sustitución de la retribución en metálico. A cambio, son fáciles de suscribir, y los importes mínimos para contratarlos son muy asequibles para todas las economías domésticas. A partir de 1.000 euros, y que incluso esta cantidad es rebajada en alguno de ellos.

Garantías en las aportaciones

garantías de los depósitos online Los depósitos de contratación por Internet, al igual que los otros modelos, garantizan el capital invertido y el tipo de interés de las imposiciones hasta su vencimiento, no teniendo que preocuparse por las fluctuaciones del mercado. A no ser que estén vinculados a otros activos financieros dependientes de la renta variable. Desde este punto de vista ofrecen una seguridad absoluta, ya que además no requieren de excesivos conocimientos por parte de sus demandantes. Estando exentos de cualquier toxicidad en su composición.

Pero, ¿Qué pasa si el banco emisor de este producto quiebra? Pues supondrá excesivos perjuicios para los usuarios. No en vano, el Fondo de Garantías de Depósitos les garantiza hasta 100.000 euros en caso que ocurra esta situación tan inesperada. El problema vendrá para importes superiores. Pero que a través de una sencilla estrategia puede evitarse.

Consiste en abrir varios depósitos online en diferentes bancos por el máximo garantizado. Para que de esta forma, los ahorros estén siempre protegidos, incluso en el peor de los escenarios. Y exactamente igual que en los depósitos canalizados a través de los formatos tradicionales en su contratación. No hay ninguna diferencia, y por tanto su posicionamiento es el mismo. Hasta el punto que puede considerarse un producto seguro.

No ocurre lo mismo con los pagarés bancarios, que en ningún caso garantizan las aportaciones realizadas. Y que puede suponer un mayor riesgo para los intereses de sus titulares, aunque se rijan por unas condiciones similares, sin apenas diferencias. También con unos márgenes en los tipos de interés que aplican muy parecidos. Siempre por debajo de la barrera del 1%.

¿Qué consigues?

aportaciones de los depósitos onlineNo solamente mejorar el rendimiento, sino tener mayor libertad para formalizarlos. Puedes crear una cartera de imposiciones a tu gusto, eligiendo los formatos más adecuados en cada momento. Y lo más importante, adaptados a tu perfil como ahorrador medio. Serás tú mismo quien optes por las mejores oportunidades que genere el mercado bancario. Sin intermediarios, ni otra clase de relaciones con la entidad bancaria.

Otra particularidad que tienen los depósitos online es que se trata habitualmente de depósitos no renovables, es decir, que se cancelan automáticamente al vencimiento. Sin posibilidad de renovarlos. Al igual que no presentan modelos muy originales en los que puedas canalizar los ahorros de toda tu vida. Ni tampoco acceder a diseños muy espectaculares, ni con grandes prestaciones. Todo es completamente normal en esta clase de depósitos.

Consejos para su contratación

Si deseas que el proceso de suscripción se desarrolle correctamente, no tendrás más remedio que importas unas líneas de actuaciones muy bien delimitadas. Para a partir de este momento beneficiarte de este sistema de ahorro. Tan solo tendrás que hacer caso a los siguientes consejos.

  • Están especialmente destinados para períodos muy cortos, que oscilan entre un solo mes y un máximo de 1 año. Sirviendo de puente de cara a otras inversiones más rentables.
  • Revisa toda la oferta que genera el sector bancario para detectar las imposiciones que mejor te retribuirán. No en vano, podrás mejorarlas en unas pocas décimas.
  • Las imposiciones online suelen presentarse bajo ofertas que pueden ser muy interesantes para tus condiciones como ahorrador. Trata de buscar la que se amolde a tus características.
  • Si lo que realmente quieres es una alta rentabilidad, será mejor que desistas de su suscripción y busques otras alternativas que cumplan con estas aportaciones. Con seguridad que propuestas no te van a faltar en ningún caso.
  • Será muy aconsejable que en tus vacaciones lleves siempre el móvil, por si cualquier motivo, tuvieses necesidad de abrir posiciones en los depósitos online.
  • Su formalización no te supondrá ningún gasto. Ya que están concebidos exentos de comisiones y otros desembolsos por su gestión o mantenimiento. A diferencia de otros productos para la inversión que sí los llevan incluidos en el contrato.
Te puede interesar

Categorías

Depósitos
Etiquetas ,

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario