Aplazamiento de los pagos a través de tus tarjetas

aplazamiento en los pagos a través de las tarjetasPuede que tu elevado nivel de endeudamiento, o la rebaja experimentado en tu sueldo laboral te lleve a tener más dificultades de las habituales para llegar a final en mes. Deberás pagar las principales facturas domésticas (móvil, agua, luz, etc.), cumplir con tus obligaciones fiscales, o incluso hacer frente a los gastos no esperados que se presentan en todas las situaciones. Es entonces donde más te costará asumir tus relaciones con el consumo. Para hacer la compra en el supermercado, comprarte ese último modelo de pantalón vaquero que tanto te gustó, o cualquier otro capricho que deseas darte.

En estos casos, puedes utilizar alguno de los créditos habilitados para la ocasión por los principales bancos. No obstante, seguramente te exigirán muchas condiciones: trabajo estable, domiciliación de la nómina, y hasta una mayor vinculación con la entidad. Además, sus condiciones de contratación te demandarán un coste económico que probablemente no puedas asumir, en forma de tipos de interés elevados, comisiones muy altas, o cuotas mensuales no ajustadas a tu presupuesto doméstico. Quizás no estés, o sencillamente no puedas, contratar estas vías de financiación tan expansivas. ¿Qué puedes hacer?

Para no renunciar a tu calidad de vida, no tendrás otro remedio que buscar otras fuentes de financiación más favorables para tus intereses personales. Y desde este escenario tan especial puede que las tarjetas que permiten el aplazamiento de tus principales compras sea una solución puntual a este problema en tu economía doméstica. Pero mucho cuidado, no todos son ventajas y es conveniente que analices sus prestaciones para decidir si debes utilizarlas o no.

¿Cuáles son sus características?

Las tarjetas que permite el aplazamiento de tus compras están diseñadas bajo unos formatos debidamente delimitados, y que se diferencian de otros plásticos más convencionales. Su operación más básica es que te permitirá la compra de tu ropa, móvil o complementos bajo sistema de crédito, en varios meses. Con la finalidad que lo puedas ir pagando poco a poco, especialmente ni no puedes hacer frente a la operación por cualquier motivo. A partir de aquí se abren una serie de posibilidades que te convendrá conocerlas, porque hasta algunas de ellas pueden ser muy beneficiosas para tus intereses como consumidor.

La principal ventaja de su uso es que podrás fraccionar cualquier clase de compra a partir de 50 euros aproximadamente. ¿Y en cuantos meses? Irá en función del modelo seleccionado, pues no todos abarcan los mismos plazos. Puedes elegirlos con aplazamientos muy flexibles, de 1, 6, y hasta 12 meses que el tope máximo en esta clase de financiación para el consumo. Y en función de ellos, planificar los gastos para todo el mes.

Pero no será una operación gratuita, ya que conllevará unos gastos que están representados por los tipos de interés que te aplicarán las entidades emisoras de estas tarjetas. ¿Cuánto representará? Contemplan unos márgenes que se mueven entre el 11% y 14% aproximadamente. Y que en cualquier caso, y a diferencia de algunos créditos tradicionales, no conllevan comisiones, ni otros gastos en su gestión o mantenimiento. Será la primera contención de gastos con la contratación de este producto bancario.

Con aplazamiento y sin intereses

¿Como son las tarjetas con aplazamientos en las tarjetas?De todas formas, a través de esta estrategia comercial en el pago de tus compras puede llegar a que las operaciones las desarrolles sin intereses, es decir al 0%, y sin ningún coste económico para tus intereses. Para conseguir este objetivo solamente deberás buscar aquellas tarjetas que tengan implantado este sistema de pago con aplazamiento, y tan beneficioso para ti. Y en donde únicamente deberás devolver los importes utilizados en sus correspondientes cuotas mensuales, que en este caso se presentan con plazos de duración más cortos, normalmente entre 1 y 3 meses, aunque pueden ser ampliados en algunos modelos de plásticos.

No obstante, en la mayoría de los casos se tratan de tarjetas que están vinculadas a un comercio, o marca comercial, con la única finalidad de fidelizarte como cliente. Y para lo cual ofrece sus mejores credenciales, y ésta es sin duda una de ellas. Cualquier compra que formalices bajo el sistema de aplazamiento de pagos no te supondrá ningún gasto adicional. La principal ventaja de este modelo de contratación es que tu nivel de endeudamiento no se resentirá de ningún modo, ni se verá agravado por las compras que realices a partir de ahora. Además, te ayudará para ajustar el presupuesto para todo el mes.

Un modelo estándar en esta clase de tarjetas de crédito se desarrolla bajo los formatos denominados “sin”, es decir sin intereses, y que generan los pagos de las compras en 3 meses, para importes entre 50 y 2.000 euros. Buena parte de los bancos incorporan uno modelo de plástico de estas características, así como otras tarjetas que están ligadas a los principales centros comerciales del país. Pero te convendrá leer el contrato sobre su uso, ya que puede incluir una única comisión por gastos de gestión, aunque por una cuantía no excesivamente exigente, en torno a 3 euros.

Con límites más expansivos

Puede que los plazos para su devolución no te convenzan plenamente, y necesitas ampliarlos para adecuarte a tu situación económica particular. Si este es tu caso, podrás optar por otros formatos que elevan los períodos para devolver el dinero prestado en hasta algo más de 12 meses. Pero sin las ventajas de las anteriores propuestas, ya que en éstas te aplicarán con toda seguridad un tipo de interés anual superior al 10%, que se añadirá a la devolución. Incluso puede que más del 15% en las tarjetas más expansivas del mercado.

En cualquier caso, esta clase de plásticos conllevan una línea permanente de crédito que puede alcanzar los 6.000 euros. Y que puede ser utilizada, tanto para formalizar tus compras, como para sacar efectivo desde los cajeros automáticos. Y que se va reintegrando a medida que lo vas amortizando conforme al plan de devolución previsto por el emisor de este producto bancario.

Descuentos en las compras

descuentos en los tarjetasNo solamente el aplazamiento de las compras puedes obtenerse a través de este medio de pago. Te conviene informarte de sus condiciones antes de contratar la tarjeta, porque algunas de ellas incluyen entre sus prestaciones, la opción de obtener bonificaciones en las compras, bajo porcentajes que pueden llegar hasta el 5% en los modelos más agresivos de los plásticos. Normalmente estas estrategias comerciales están ligadas también a una marca comercial, y tratar que no te vayas a la competencia como elemento de persuasión.

Se tratará de otro incentivo adicional para que puedas contener los gastos derivados de tus compras, pero esta vez con el atractivo aliciente de fomentar el ahorro a través de estas operaciones desde tu tarjeta de crédito. Siendo muy beneficiosa para los usuarios que utilizan con cierta frecuencia este medio de pago, como puede ser en tu caso en concreto. Y que puede afectar a ropa, juguetes, artículos tecnológicos, complementos, y hasta productos destinados a la actividad turística (billetes de transporte, reserva de habitaciones en hoteles, alquiler de automóviles, paquetes vacacionales, etc.).

Solamente tendrás que buscar los comercios o centros que estén adheridos a estos programas de fidelización. Son muchos los que existen, no lo olvides. Y tan solo tendrás que detectar aquellos que estén encuadrados en tu perfil como consumidor. A través del mayor seguimiento de su marca, podrás tener mayor acceso a sus ofertas y promociones, como objetivo final de su estrategia comercial.

Los mejores consejos para contratar estas tarjetas

¿Como elegir la mejor tarjeta con aplazamiento de pagos?Esta clase de formatos en el medio de pago con aplazamiento de pagos referido en esta información supone una solución a los problemas de liquidez que presentan buena parte de los usuarios españoles. Y en vez de suscribir una vía de financiación más convencional, tienen la manera de obtenerlo rápidamente, y sin que sea concedido previamente. Siendo titular de una de estas tarjetas tendrás la liquidez necesaria casi al instante. Y con soluciones muy favorables, y de diversa naturaleza para todos.

Aunque no estará de más que los usuarios atiendan a una serie de consejos que les serán muy útiles para la gestión y mantenimiento de estos productos bancarios. Y que serán igualmente efectivos en el preciso momento en que los apliquen correctamente. Entre los que destacan los siguientes consejos.

Te puede interesar

Escribe un comentario