Amnistía fiscal: recaudación mediante el perdón

consejo_de_ministros

El viernes, con cierto retraso con respecto a anteriores años, se aprobaron en Consejo de Ministros los Presupuestos Generales del Estado más austeros de la democracia. Llegar al objetivo de déficit del 5,3%, desde el 8,5% del que parte España, pactado con la UE requieren ajustes y recortes muy duros, en torno a los 35.000 millones de euros, y estos presupuestos permitirán ahorrar unos 27.300 millones de euros.

Era un ajuste que, aun siendo draconiano, era muy esperado. Sin embargo, ciertas medidas han sembrado la polémica. Montoro ha anunciado un plan de amnistía fiscal para que el capital fuera del España u oculto en el país, se beneficie un “gravamen especial” del 8% al 10% para poder recuperar una cantidad de dinero que ahora mismo está oculto. Con esta medida se pretende recaudar unos 3.250 millones de euros.

Esto quiere decir, simple y llanamente, que aquellos que hayan defraudado al fisco podrán beneficiarse de un gravamen mucho más atractivo que el que les correspondería en caso de haber pagado de forma legal. Dicho de esta manera parece una medida totalmente injusta, pero el Gobierno ha tenido que adoptarla de manera desesperada y excepcional para intentar que una parte de ese dinero florezca, y de esta manera poder recaudar una parte de todo el dinero necesario para el ajuste de déficit.

Si bien es cierto que esta no es una medida nueva que se había adoptado en otros países como como Italia, Reino Unido, Francia, Alemania y la propia España en el pasado (siendo Ministro socialista Solchaga en 1991 y Miguel Boyer en 1986), y que el resto de medidas habrían sido más subida de impuestos como el IVA, no menos cierto es que el PP ya había rechazado frontalmente la anterior amnistía fiscal que había adoptado el gobierno de Zapatero.

Esto supone una única oportunidad para los que hayan defraudado, ya que Montoro ha señalado que a partir de 2013 endurecerá las sanciones contra la evasión de impuestos. Desde luego, el compromiso de déficit exige medidas excepcionales para la recaudación de dinero de forma rápida. Pero si esto no se acompaña con unas mayores sanciones al fraude fiscal, la amnistía fiscal no habrá servido de nada. ¿Supondrá la amnistía fiscal una mayor recaudación renunciando a una parte de lo que se hubiese recaudado?

Más Información – Italia aprueba polémica amnistía fiscal

Fuente – Cinco días, Expansión

Foto – La Moncloa

Te puede interesar

Categorías

Noticias

Diego Lorenzana

Natural de León, y nacido en 1985. Ingeniero informático por equivocación, me vengo ganando la vida mejorando el software empresarial de las... Ver perfil ›

Escribe un comentario