América y Europa, proyecciones a mediano plazo

Descubrir el motivo por el cual el continente europeo sufre una de las crisis más graves desde la Segunda Guerra Mundial os llevará mucho tiempo y espacio para analizar varias causas que determinaron su actual crisis. Si bien la burbuja financiera comenzó en el año 2008 en las hipotecas de los Estados Unidos, desde mediados de 2009 hasta la fecha el Viejo Continente sufre severamente en sus principales países.

Grecia es el primer país en caer y el más grave de todos ellos, pues a punto de quebrar fue rescatado por la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y los mercados financieros que hipotecario a la nación helénica durante muchos años. Instantes después, la fragilidad de la economía española determinó la segunda gran crisis a manos de España, así como también ocurrió en Italia, Portugal e Irlanda.

Luego, las grandes potencias debieron resignar su status de solidez financiera para reconocer la fragilidad del sistema. Países como Francia, Gran Bretaña y Alemania recurrieron a amplios ajustes con el único objetivo de reducir el déficit fiscal. ¿Cómo lo hicieron? Simple, restando recursos y dinero a la población y los trabajadores.

Mientras tanto, América Central y del Sur se potencia como economías emergentes. Son los países que menos han sufrido la crisis. Tanto del lado europeo como el americano, el comercio entre ambos será esencial para un normal desarrollo económico. En Europa, los analistas creen que la crisis se extenderá durante por lo menos 1 año y medios más. En el sur de América, los economistas aseguran que Chile, Brasil y Argentina crecerán a ritmo sostenido –al igual que el continente- durante los próximos dos años.

Te puede interesar

Escribe un comentario