América Latina, más cerca de Asia

Como hemos analizado en más de una ocasión, la tendencia por el momento parece inevitable. Los principales analistas del mundo aseguran que en algún momento de los próximos años, Estados Unidos comenzará a perder poder como potencia económica, a la inversa de lo que sucederá con el bloque de China, India y Brasil, que se posicionan como las potencias globales de hoy y las líderes del mañana.

Las señales ya están a la vista. Estados Unidos se mantiene en crisis desde el estallido de su burbuja hipotecaria. Mientras que China ya es la segunda potencia del mundo. El dólar, por su parte, va camino a ser reemplazado por otra moneda de referencia para el comercio global.

Ahora, América Latina ha comenzado a retroceder su dependencia de los Estados Unidos debido al creciente comercio que mantiene con India y China. De esta manera, el continente latinoamericano es una de las pocas regiones del mundo que no sólo no han sufrido la crisis sino que la han potenciado para el propio crecimiento. Y gran parte de esos resultados positivos, van acompañados de las crecientes relaciones comerciales con los chinos y los hindúes.

Las perspectivas para América Latina son atractivas. Los gobiernos democráticos continúan, las perspectivas económicas gozan de perspectivas altas, y los nuevos aliados comerciales ya forman parte de la elite global. Brasil, India y China podrían conformar el nuevo eje del orden mundial.

Te puede interesar

Escribe un comentario