América avanza, Europa retrocede

 

Finalmente, la tendencia ha quedado clara porque luego del estallido de la crisis financiera en los Estados Unidos en el año 2008, el escenario global se ma modificado. En principio, Estados Unidos sufrió y sufre una de las peores crisis de la historia de la cual, hoy, intenta salir a base de un crecimiento casi nulo.

Sin embargo, la crisis principal la sufre en estos momentos el continente europeo, que casi en su totalidad sufre uno de los más graves escenarios financieros de los últimos 80 años. Con Grecia como el primer país en crisis y a punto de quebrar, naciones como España, Italia e Irlanda, entre otros, reconocieron su debilidad financiera con severos planes de ajuste.

Francia, Alemania y Reino Unido también aplicaron planes de reducción del déficit, al igual que Portugal, Suecia y Finlandia. En menor o mayor medida, todos acudieron a medidas de resguardo por presión de los mercados financieros.

En cambio, América Latina es uno de los pocos continentes que ha logrado demostrar un ritmo de crecimiento sostenido en plena crisis. Brasil, lidera las economías emergentes y pronto se posicionará como la segunda o tercer economía del mundo. Argentina, Chile, México y demás naciones crecen paulatinamente.
Pues entonces, las grandes potencias del Viejo Continente, en retroceso. Las emergentes latinoamericanas, en ascenso.

Te puede interesar

Escribe un comentario