Alguien con coherencia dentro de AIG

aig-okey2

No es que nos hayamos ensañado con American International Group Inc (AIG), pero el pago con fondos del estado de las controversiales bonificaciones de retención a sus directivos nos indigna a todos. Y, aunque el daño hecho es difícil de reparar, nos pareció justo destacar una actitud loable.

Y hablamos de la renuncia de dos gerentes de alta jerarquía de la compañía, quienes además habían accedido a devolver las bonificaciones de la discordia.

Según pudimos saber, Mauro Gabriel, presidente y director ejecutivo de Banque AIG en París, y el vicepresidente Jim Shephard dimitieron el pasado 20 de marzo, aunque permanecerán en la compañía hasta que tengan reemplazantes.

Según publicó el prestigioso diario Wall Street Journal, si no la empresa no logra sustituirlos de manera aceptable, los reguladores franceses podrían designar a sus propios representantes para administrar el banco, que llevaría a incumplimientos de los contratos de derivados porque se trataría de un cambio en el control.

Esta situación, afirma el periódico, podría provocar una reacción en cadena que le costaría a las firmas financieras, incluso los bancos europeos que hacen negocio con AIG, pérdidas de miles de millones de dólares.

Te puede interesar

Escribe un comentario