Alemania y Francia respiran, Italia sigue en recesión

Eurozona

Alemania ha evitado la recesión en el tercer trimestre del 2014, mientras que Francia ha podido superar sus bajas expectativas. Estos dos podrían ser los principales titulares de la actual situación económica de la eurozona, la cual sigue en un estado deficiente, pero al menos sin contracción general.

Alemania, la mayor economía de Europa, ganaba un 0,1% de crecimiento con respecto a los tres meses anteriores, después de haber caído un 0,1% en el segundo trimestre del año. Un fuerte aumento en el gasto de los consumidores y un pequeño impulso del comercio exterior han sido las causas que han evitado un desastre peor para el país germano.

Francia, por su parte, ha crecido en este tercer trimestre un 0,3%, superando sus propias previsiones de crecimiento, que se situaban en un 0,2%, por lo que marca su mejor rendimiento en el último año. Sin embargo, aún tiene que superar la debacle del trimestre anterior, por lo que las perspectivas no son las mas halagüeñas.

Italia no ha tenido tanta suerte como los dos países anteriores, ya que ha cedido un 0,1%, lo que significa que este es el trimestre número trece que, de forma consecutiva, lo acaba sin crecimiento. Italia sí que está en una situación deplorable. Sus números económicos han sido los peores de la eurozona en la última década y es el único de los países de los que forman el gran bloque que se encuentra actualmente en recesión.

De esta manera, la situación económica en la eurozona apenas sale levemente de la zona de peligro. El propio Ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, ha asegurado que a pesar del crecimiento en este trimestre del país galo, este aumento es tan débil que no van a poder crear los puestos de trabajo que se necesitan. Precisamente, Italia y Francia han sido los países que más han presionado a la Unión Europea para centrarse más en las medidas que eviten una recaída en la recesión.

Francia espera ter minar el año al menos con un crecimiento del 0,4% en todo el 2014, menos de la mitad de su previsión inicial. Alemania lo hará un 1,2%, cuando las estimaciones iniciales eran del 1,9%. Pero, lo peor está aún por llegar: para el 2015, los principales economistas alemanes auguran que el crecimiento solo será del 1%.

Por otro lado, y con respecto a otros países de la eurozona, la economía de Holanda ha crecido un 0,2% en el tercer trimestre del 2014, al mismo ritmo que Finlandia, mientras que Eslovaquia ha crecido un 0,6%. España lo ha hecho en un 0,5%.

Te puede interesar

Escribe un comentario