Alemania muy optimista en este 2014

Economia en Alemania

Hace apenas un año por estas mismas fechas augurábamos un año bastante duro para nuestra economía. La gran mayoría de aquellos presagios se han cumplido a lo largo de este 2013 con subidas constantes de los impuestos, recortes y los salarios que no han terminado de levantar cabeza. Lo cierto es que a peor difícilmente se puede ir ya…

Es precisamente a lo que se agarran los principales expertos financieros en Alemania, que pronostican que este 2014 será un buen año en líneas generales. Sin ir más lejos el Gobierno federal y el Bundesbank creen que el crecimiento del PIB en el país germano estará entre un 1,2 y un 2%, mientras que la productividad crecerá también al menos un 1,2%. Unos números muy optimistas que nada tienen que ver con los del curso pasado.

Las empresas más importantes del país también apoyan estos pronósticos, evaluando un aumento de la producción y las ventas. Al menos en sectores como la fabricación de automóviles, el acero y las industrias químicas y electrotécnicas. Algo que no ocurre con el sector de la minería que, como en el caso de España, es uno de los que más está sufriendo los efectos devastadores de la crisis.

Estos expertos financieros se apoyan en la recuperación de la economía de diferentes países de la eurozona para consolidar la mejora de la propia Alemania. Sin embargo, y lo que nos temíamos, esta mejoría no tendrá incidencia directa de la noche a la mañana en la mejora del empleo. Las empresas primero quieren esperar a ver si se cumplen estas expectativas más favorables y luego emprenderán proyectos para fomentar el empleo.

Si bajamos el listón hacia las pequeñas y medianas empresas la cosa cambia un poco. El objetivo de una amplia mayoría se basa en intentar al menos mantener las ventas del ejercicio anterior (visto que en los últimos años las pérdidas de un año a otro están siendo alarmantes). Continúa preocupando en exceso los costos de la energía, el déficit de personal cualificado y la imposibilidad de vender con suficiencia sus productos.

Lo cierto es que en Alemania se espera un 2014 de prudencia y contemplación de la actualidad. Los dos primeros trimestres serán claves para comprobar si se cumplen los buenos augurios y se puede con ello abrir el mercado a la creación masiva de empleo. Las economías de otros países de la zona euro estarán muy pendientes de lo que suceda precisamente en territorio alemán.

Imagen – Rebazve Holding Ltd.

Te puede interesar

Escribe un comentario