Alemania, ahora del lado de Grecia

En la cumbre de la crisis del continente europeo a mediados del año pasado, quien lideraba la posición más firme y dura contra Grecia era precisamente Alemania, quien hasta propuso abandonar a los helénicos a su suerte.

Hoy, al parecer, los intereses no son los mismos o los alemanes cuentan con otros planes a futuro. La canciller alemana, Angela Merkel, ahora advierte la imposibilidad de permitir que Grecia abandone la zona euro, aunque al mismo tiempo recordó lo esencial que el Gobierno de Grecia deberá realizar para mantener cierto resguardo de los miembros europeos: ”Hacer sus deberes”.

De esta manera, y especialmente en términos técnicos, la administración helénica deberá ahondar en medidas de ajuste y recorte, agudizar las crisis sociales, reducir al máximo el gasto público y administrar su deuda al menos durante varios años.

Mientras tanto, claro, debe rogar porque España o Italia, entre otros, no agraven su situación financiera. Además, Irlanda y Portugal también deberán recibir asistencia financiera, con un año por delante donde el crecimiento será mínimo y donde los mercados emergentes, luego de varios años, deberá aceptar el adiós a las tasas chinas y recibir un período anual de ajuste global, en todos los continentes y de punta a punta.

Te puede interesar

Escribe un comentario