Al rescate de 9 millones de deudores

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, acaba de anunciar un nuevo plan para asistir y rescatar a 9 millones de deudores hipotecarios. Para ello, destinará 75 mil millones de dólares a refinanciar hipotecas, con el único objetivo de evitar futuros e inmediatos desalojos de gran cantidad de norteamericanos medios y prevenir crisis aún más graves en la propia economía interna y en la gente.

En la ciudad de Phoenix se realizó el anuncio del Presidente, y se eligió esa ciudad pues se trata de una de las más afectadas por la denominada burbuja financiera e inmobiliaria. El programa tiene como objetivo principal que no se produzcan desalojos y embargos que afecten, aún más, la crítica situación de los deudores hipotecarios. Puntualmente, de los 9 millones de deudores, 4 necesitan urgente asistencia para poder permanecer en sus hogares; y los 5 millones restantes obedecen a una situación más leve pues con una refinanciación a tasas de interés más bajas podrían continuar solventando la hipoteca.

Obama aclaró que el plan no representará costo alguno para los contribuyentes, pues firmas como Fannie Mae y Freddie Mac, aunque reciban menos dinero, obtendrán un gran ahorro al evitar embargos, desalojos y demoras en los pagos.

Las tan ansiadas medidas económicas deberán apuntalar la situación de los más afectados. Sólo así la economía estadounidense podrá retornar al camino de la recuperación.

Te puede interesar

Escribe un comentario