Al final, sigue el plan “dinero por chatarra”

coche-okey

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el desembolso de 2.000 millones de dólares adicionales con el fin de permitir que continúe el programa “dinero por chatarra”, que incentiva la compra de vehículos más efecientes.

Los legisladores aprobaron el desembolso de fondos adicionales apenas se enteraron que el programa estaba agotando rápidamente sus fondos. “Los consumidores han respaldado con sus billeteras este programa y nos indican que les gusta”, dijo el demócrata Dave Obey.

Este popular programa programa surgió a raíz de la crisis económica que ha golpeado con especial dureza al sector automotriz estadounidense y su objetivo es promover el crecimiento económico y combatir la contaminación ambiental.

Así, se ofrecen subsidios federales de hasta 4.500 dólares para quienes entreguen sus automóviles viejos por unos nuevos que ofrezcan mejor rendimiento en el uso de combustible.

La Casa Blanca había anunciado la noche del jueves la suspensión del programa, apenas seis días después de que entrara en vigor, porque los mil millones que tenía de presupuesto ya se habían agotado ante el gran éxito de la oferta. Sin embargo, el Congreso reaccionó rápidamente y ayudó a las personas que aún no se sumaron al plan y querían hacerlo.

Te puede interesar

Escribe un comentario