Ajuste en España, el caso de Europa y los culpables de la crisis

Sin lugar a dudas, la actualidad del continente europeo es una de las más críticas de su historia, pues  en los últimos tiempos el escenario global se ha agravado. En realidad, la crisis comenzó en los Estados Unidos en 2008 en el sector hipotecario. Rápidamente, se expandió al mundo y en este momento la gravedad se apoderó de la Unión Europea.

Y luego del plan de ajuste decretado por el Gobierno español que prevé recortes en los salarios, en las jubilaciones, en el congelamiento de sueldos y en la eliminación de las asignaciones familiares conocida como el “cheque-bebé”, es momento de analizar el grado de responsabilidad de cada uno.

Si bien la crisis partió del sector privado en conjunto con el público, el resultado final fue ver a una nación como Grecia manifestarse al borde de la quiebra, evitada parcialmente gracias a los casi 800 mil millones de euro provenientes de los miembros europeos. Pero más allá de eso, tanto en Estados Unidos, como en Grecia o ahora en España, ¿siempre los ciudadanos de cada país deben solucionar con su dinero los errores en las finanzas mundiales?

¿Qué significa esto? Que es necesario controlar aún más a las grandes corporaciones mundiales y a los gobiernos porque, en cada crisis que se produce, el principal recorte de gastos, siempre, apunta a la población de cada nación.

Estados Unidos, Grecia y España son claros ejemplos de ello. Deficientes administraciones, controles escasos, contexto global crítico y decisiones internas drásticas. 

Te puede interesar

Escribe un comentario