AIG continúa desprendiéndose de sus activos

800px-aig_wordmark_svg

La crisis financiera internacional continúa mostrando señales positivas y negativas sobre las naciones y sus economías, como así también de las principales empresas del mundo. Una de esas empresas es la aseguradora AIG, que apenas logró ser rescatada el año pasado por el Gobierno de los Estados Unidos.

En esta oportunidad, AIG vendió su unidad financiera en la Argentina a dos compañías: el Banco Galicia y Pegasus. Como parte de la reestructuración a nivel internacional de una de las mayores aseguradoras del planeta, pactó la venta de su filial en la Argentina en 44 millones de dólares sobre el 100 por ciento de las acciones de su negocio de financiación al consumo.


 La unidad argentina respondía a la casa central de AIG, una de las más afectadas por la crisis desatada en los Estados Unidos, y que no tuvo más remedio que depender de un salvataje oficial de los Estados Unidos. Aún así, se perdió mucho dinero y miles de personas resultaron despedidas.
 
La operación final dependerá de las aprobaciones legales correspondientes, bajo el mando del Banco Central de la República Argentina. Por su parte, el banco de inversión UBS actuó como asesor financiero. Lo cierto es que una de las más grandes compañías del mundo se redujo a cenizas, al igual que General Motors.

Te puede interesar

Escribe un comentario