Ahorro: invertir en bolsa a través de los depósitos

Los depósitos vinculados pueden ayudarte a mejorar el rendimiento al ahorroSi deseas minimizar los riesgos en las inversiones en bolsa disponen de estrategia para llevar a cabo tus deseos de ahorro muy efectivos. Se trata de canalizaros por medio de los depósitos a plazo que estén vinculados con operaciones en renta variable. Están desarrollados por los principales bancos del país, que ponen en manos de sus clientes otra forma para invertir sus ahorros, y que puedan rentabilizar sus aportaciones con respecto a los modelos más clásicos de estos productos.

Las imposiciones vinculadas a la renta variable se basan en una iniciativa muy sencilla. Una parte del producto está confeccionada bajo los cánones tradicionales, con rendimientos muy bajos, que raramente exceden del 0,75%, como consecuencia del abaratamiento del precio del dinero. Mientras que la otra parte está vinculada a una cesta de acciones que cotizan en la bolsa, aunque también puede formalizarse con otros activos financieros, hasta el punto de encontrarse con imposiciones ligadas incluso a los metales preciosos.

Como consecuencia de esta singular estrategia, los ahorradores pondrán obtener mayores márgenes de rentabilidad en el producto. Tampoco excesivamente, pero sí al menos como para llegar muy cerca del entono del 2%. Es una de las posibilidades para mejorar sensiblemente el rendimiento de los depósitos bancarios, saliendo de sus márgenes marginales. Y que se va imponiendo cada vez con más fuerza en el sector financiero para potenciar los ahorros de esta manera tan innovadora.

No obstante, exigirá de unas condiciones, que puede ser altamente dificultosas de alcanzarlas. Residen en que hay que alcanzar unos objetivos mínimos que pasan por llegar a unos niveles determinados en la cotización de las acciones. A veces son muy exigentes. Si se consiguen, enhorabuena, porque habrás conseguido que los intereses se incrementen notablemente. Pero tampoco te deberás preocupar mucho si no lo logras, ya que el rendimiento mínimo de los depósitos a plazo están asegurados, aunque en este caso no podrás mejorar los márgenes.

Estrategia muy conservadora

No es muy difícil que encuentres alguno de estos productos en la actual oferta bancaria, con propuestas de toda naturaleza, y que afectan a la mayoría de los sectores bursátiles (nuevas tecnologías, financiero, eléctrico, etc.). ¿En qué casos deberás abrir las posiciones en estos productos? Si eres un inversor excesivamente defensivo, o sencillamente no quieres asumir excesivos riesgos en los mercados de renta variable, tendrás una oportunidad de contratar alguno de estos modelos.

Por una parte, te permitirán introducirte en los mercados bursátiles, pero con una protección absoluta sobre tus ahorros. Manteniendo un rendimiento garantizado, independientemente de cómo evolucione la renta variable en los mercados. No en vano, una de las principales ventajas que aporta para desarrollar esta estrategia reside en que siempre dispondrás de todas tus aportaciones económicas a su vencimiento, y sin contraer riesgos que vayan en contra de tus intereses.

Y otra, no renuncias a quedarte alejado de los mercados financieros. Pudiéndote aprovechar de los movimientos alcistas de éstos para rentabilizar tus operaciones. Como podrás ir comprobando en este artículo, no habrá ningún misterio en su diseño, ni mucho menos en el funcionamiento de estos depósitos más atípicos. Están adaptados para cualquier perfil de ahorrador, que podrán formalizarlos en cualquier momento.

Condiciones para contratarlos

Se rigen bajo unos planteamientos muy parecidos a las imposiciones tradicionales, con pocas diferencias que sean realmente llamativas. Con la única excepción que contemplan plazos de permanencia más largos que en los otros formatos. Se desarrollan entre 18 y 36 meses aproximadamente. Un espacio de tiempo lo suficientemente amplio como para que la parte de la renta variable pueda conseguir sus objetivos de revalorización.

El importe mínimo, por otra parte, para suscribirlo está muy abierto a todas las economías domésticas, ya que puedes contratarlo desde únicamente 1.000 euros, en función de la oferta elaborada por las entidades bancarias. La rentabilidad generada, a través del doble modelo de retribución, será siempre a su vencimiento, y no de forma anticipada, como por otra parte ocurre con cierta frecuencia con otras imposiciones.

No obstante, habrá una condición muy importante que deberás tener en cuenta si lo vas a suscribir en los próximos meses. No es otra que no podrás cancelarlo anticipadamente. A no ser, claro está, que quieras renunciar al rendimiento procedente de la renta variable. Como consecuencia de ello, no te quedará más remedio que esperarte a su plazo de permanencia para recuperar todas tus aportaciones, incluidas las ganancias. Irán a parar directamente a tu cuenta corriente en los plazos acordados.

¿Qué imposiciones puedes contratar?

Su estrategia consistirá en que el interés sea más alto todos los mesesA pesar de ser un diseño que con cierta frecuencia es ofrecido por los bancos, en muchas de las ocasiones se realiza a través de promociones muy puntuales, que no siempre están disponibles en el momento oportuno. Pero en cualquier caso, tendrás los suficientes modelos de ahorro para satisfacer esta demanda y rentabilizar los ahorros por medio de esta estrategia. Con propuestas de toda clase, que te permitirán elegir entre los depósitos más adaptados al perfil que presentes como pequeños inversor.

Dentro de la actual oferta bancaria, destaca la propuesta impulsada desde Banco Sabadell para aceptar estos retos. Ha confeccionado el Depósito Ibex Up 18, para un plazo de permanencia de 18 meses, y que está vinculado al índice bursátil de referencia nacional.

Otra alternativa procede del modelo desarrollado por Openbank y que ha cristalizado bajo la denominación Depósito Combinado Inversión Dúo. No obstante, en este caso en particular, habrá una importante novedad para que la tengas en cuenta. Una parte de la inversión será a renta fija, mientras que la restante estará ligada a una amplia selección de fondos de inversión, tanto de renta variable como fija, para amoldarla a tus características. Con un plazo de permanencia media, de 13 meses.

De similares prestaciones a anterior propuesta es el Depósito Combinado, que se ha encargado de comercializar entre sus clientes Oficina Directa. Se trata de una inversión, dirigida a un plazo de 13 meses, que mezcla el ahorro tradicional con los fondos de inversión como fórmula para que a su vencimiento los intereses sean más generosos. Y que en su oferta, incluso te permiten realizar traspasos gratuitos entre estos productos financieros.

Otras alternativas para el ahorro

La novedad de estos depósitos a plazo tan singulares reside en que no se limiten a activos financieros vinculados con los mercados bursátiles, sino que están abiertos a otros sectores financieros, en algunos de los casos bajo planteamientos mucho más originales, que incluso podrán sorprendente por lo audaz de sus propuestas. No en vano, abarcan a una amplia gama de mercados, trasladando sus modelos de ahorro al destinatario final, que no serán otros que los ahorradores, como puede ser en tu caso concreto.

Hay infinidad de ideas para emplear esta estrategia comercial, pero a modo de ejemplo, nos quedamos con algunas de ellas para que puedas recogerlas a partir de ahora. Sin duda que el índice de referencia para los créditos hipotecarios, el Euribor, es uno de los más significativos.

Hasta el punto que Kutxabank ha desarrollado una imposición de estas características que atiende a de denominación Depósito Subeybaja. Se distingue de otros formatos porque concede a los impositores la oportunidad de cobrar los intereses de forma anticipada (mensual, trimestral, semestral o anualmente). Tiene una permanencia destinada al medio plazo, ya que es necesario que pasen 2 años para recuperar las aportaciones e intereses. Y desde un importe mínimo a partir de 6.000 euros.

Analizando la actual oferta que presentan las entidades financieras en esta clase de productos, se llega hasta otros modelos que están basados también en el índice para contratar los créditos hipotecarios. Se trata del FlexiDepósito, que ha sido confeccionado por Cajamar para que lo contraten los clientes más defensivos. Y que en este caso se presenta ante los impositores con mayor flexibilidad para recibir el pago de sus intereses. Desde aportaciones que son muy asequibles para cualquier perfil de ahorrado, desde únicamente 600 euros.

Cinco recetas para contratarlos

Algunos consejos que podrán ayudarte en la elección de estos depósitosAl tratarse de unos productos destinados para el ahorro con unas singularidades tan nítidas hacen que tu estrategia tenga que cambiar para adecuarte a las novedades que presentan. Conviene que sepas, que aunque aportan una vinculación hacia la renta variable, son diseños eminentemente basados en la fija. No en vano, el riesgo que conllevas es prácticamente inexistente, protegiendo en todo momento el patrimonio depositado.

A pesar de todo, y para rentabilizar las operaciones, no tendrás más remedio que importar una serie de consejos que te serán útiles para relacionarte con esta clase de productos bancarios. Y cuya aplicación será muy sencilla para fomentar el ahorro, sin prácticamente esfuerzo por tu parte. Y que se resumirían en las siguientes líneas de actuación.

  1. Antes de contratarlos será necesario que te cerciores sobre como son los índices en los que se va a basar tu inversión. No es que contraigas riesgos, por supuesto que no, pero debes conocer cuando son los momentos más oportunos para formalizarlos con mayores garantías.
  2. Está suficientemente claro que podrás mejorar el rendimiento de los depósitos, pero siempre y cuando se cumplan unas condiciones en su evolución en los mercados. Y que por otra parte, en ciertas propuestas, pueden ser realmente exigentes.
  3. Los desembolsos que tendrás que afrontar no serán especialmente expansivos, ni mucho menos, sino que podrás abrir las posiciones por menos de 1.000 euros, y completamente exentos de comisiones y otros gastos en su gestión.
  4. Están abiertos a cualquier clase de inversión, incluso vinculando tus intereses a los de los principales fondos de inversión, en no más del 50% sobre la inversión.
  5. Y por último, es una oferta no tan amplia como la realizada a través de las imposiciones tradicionales destinadas al ahorro. Con lo cual, la elección deberá ser más meditada, incluso tomándote un tiempo hasta que firmes el contrato.
Te puede interesar

Categorías

Depósitos
Etiquetas ,

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

3 comentarios

  1.   Miki dijo

    Una consulta: ¿de verdad que no se pierde dinero si la bolsa baja?

    1.    Jose recio dijo

      Con toda seguridad, no perderás nada. Es más, tendrás una rentabilidad fija y garantizada. Gracias.

  2.   Jose dijo

    Yo he contratado uno, y siempre tienes un interés. No se si habrá depósitos más complicados.

Escribe un comentario