Ahorra y evita tirar tus sartenes

sarten-okey

Quienes no suelen cambiar las sartenes cuando ya llevan un buen tiempo de uso, como yo por ejemplo, padecen un problema que quizás ahora se podrá ir solucionando.

Cuando cocinamos en ellas, notamos que la comida se pega. Y, si por ejemplo estamos elaborando unas tortitas o unos crepes, hervimos de bronca…

Sin embargo, vamos a comentarles un truco tan simple como efectivos: tener un puñado de sal.

Para tener una sartén de forma decente, lo que tenemos que hacer es calentarla en el fuego. Y cuando observemos que está cogiendo calor, poner un puñado de sal y la tapadera encima.

Luego de dejarla un rato, se quemará y su color se irá oscureciendo. Ahí, tendremos que pasar un paño seco para dejarla bien limpia.

El problema, parece, es que las sartenes se pegan porque las lavamos con el estropajo y esto hace que la capa antiadherente se va perdiendo.

Te puede interesar

Escribe un comentario