Ahorra comprando en mercadillos

mercadillo-okey

Los mercadillos son un clásico en muchos países y, sobre todo en verano, suelen multiplicarse y aparecer en las costas y enclaves turísticos.

Comprar en estos lugares, puede ser un importante ahorro en nuestra economía, siempre que lo hagamos con precauciones y sepamos exactamente lo que queremos adquirir y a qué valor.

La ropa presenta, a veces, precios cómicos que oscilan los dos euros. Igualmente, les recomendamos buscar bien porque algunos mercadillos ofrecen prendas de marcas y tiendas conocidas, que estos establecimientos optaron por retirar para sacar productos de nueva temporada.

Si encuentras alguna ropa con etiqueta, y te gusta, no dudés en comprarla porque te garantiza que no haya sido usada por otra persona.

Las antigüedades son típicas de el Mercado de las Pulgas en París, Portobello Road de Londres y Rastros de Madrid. En estos sitios, comprar es más seguro y vuelve a ser clave qué queremos gastar y cuánto dinero hay disponible. Se puede armar, claro está, un pequeño presupuesto para no gastar demás.

Muchos mercadillos, además, tienen puestos de frutas, verduras y alimentos. Eso sí: si no tienes una familia numerosa, te conviene ir acompañado porque sólo vender grandes cantidades.

Te puede interesar

Escribe un comentario