240.000 millones de remesas recibirán países en desarrollo en el 2007, según el Banco Mundial.

Frontera Mexico-EEUU

Esta cifra así sin más podría no significar nada para la mayoría de los lectores. Pero si se la compara con algunos indicadores se entiende la cabal importancia de esta.

Es el doble de la ayuda que reciben los países pobres, por parte de las naciones más desarrolladas, y casi dos tercios de la IED (inversión extranjera directa). Cabe señalar que estas son las cifras oficiales, es decir, que el número en la realidad es mucho mayor, por que en el informe divulgado por el Banco Mundial, las mediciones no incluyen las trasferencias no registradas.

A pesar de haber crecido con respecto al 2007, el crecimiento de las remesas es menor. Las razones están en el merado de trabajo norteamericano, el cual está más débil. México (uno de los tres principales receptores, junto con China e India) registra un aumento de tan sólo 1.4%.

América Latina sigue siendo la principal región receptora, con 60.000 millones. Es importante señalar que dentro de esta las situaciones son heterogéneas. Para países como México y de América Central, las remesas significan un ingreso importante para los sectores más pobres de la población. En cambio, para los del Caribe y América del Sur, la situación es otra, ya que los sectores receptores en estos casos son, las clases medias. Y esto tiene una contrapartida preocupante para estos países, la fuga de cerebros.
VIA – Reuters

Te puede interesar

Categorías

Noticias

Rodrigo Gorga

Tengo 20 años y vivo en Montevideo Uruguay, donde nací. Estudio Economía en la Universidad del República y estoy cursando tercer año de esa... Ver perfil ›

Escribe un comentario