16.500 nuevos despidos en la aerolínea JAL

La crisis financiera internacional que comenzó en el año 2008 provocó varias consecuencias, entre ellas, que disminuye drásticamente el tráfico de turistas y viajes alrededor del mundo. Y por consecuencia directa, las aerolíneas acusaron un duro golpe que ya habían manifestado desde hace tiempo atrás con la suba en el costo del petróleo. Es por ello que varias empresas aerocomerciales se declararon en quiebras, otras se fusionaron y varias más, además de concretar acuerdos estratégicos, implementaron despidos masivos.

En esa línea se ubica la aerolínea JAL, que anunció el despido de 16.500 trabajadores. La empresa japonesa tomó la decisión bajo el argumento único de que, de reducir la plantilla laboral, la compañía podría evitar la quiebra y continuar operando. Al mismo tiempo consideró oportuno reducir las rutas aéreas menos rentables, también, para reducir costos financieros.

Pese a ello, en enero de este año JAL ya había anunciado el irremediable ingreso a la bancarrota financiera, aunque la eliminación de empleos que se planeaba para los próximos tres años en forma gradual, se redujo a sólo 12 meses, concentrando la totalidad de los despidos en pocos meses.

Los casi 17 mil puestos de trabajo representan un grueso porcentaje de la plantilla laboral que, como en el transcurso de la crisis financiera global, fue una práctica que se aplicó en todo el mundo y en todas las industrias conformando uno de los años en que más despidos masivos se concretaron en la historia.

Te puede interesar

Escribe un comentario