¿Un nuevo orden económico mundial?

La economía no es la misma que unas décadas atrás. No es casualidad es cierto, que la globalización modificó la esencia misma de la rutina del planeta. Hoy, lo que afecta a un país de Oriente, repercute en el último rincón de Occidente.
 
La crisis económica mundial aún se debate entre definirse como una futura e inmediata recesión o, lo que sería peor, una depresión global. Mientras ello ocurre, hay algo que ya se ha definido y que pocos han advertido: las grandes potencias hoy dependen de los emergentes.
 
¿Pues qué quiere decir? Simplemente que las naciones emergentes, aquellas que se encuentran en vías de desarrollo son las que aportan el capital para sostener un nuevo orden económico mundial, tal como lo hacían las grandes potencias hasta hace unos años atrás.
 
Este fenómeno puede significar varias cuestiones, pero la más importante de todas es que mientras se discute si Grecia quiebra definitivamente o Estados Unidos colapsa a la par de España e Italia, el orden económico y financiero global ingresó en un proceso de cambio que ya no tendrá marcha atrás.
 
Sólo restará saber cómo se desarrollará la economía por sí misma durante los próximos tiempos.

Te puede interesar

Escribe un comentario