¿Se complican las aspiraciones de Fiat?

fiat-ok

Nubarrones negros amenazan por estas horas las aspiraciones de la poderosa Fiat, luego que el grupo italiano renunció a aumentar su oferta por la alemana Opel, mientras prosiguen las discusiones sobre el rescate de Chrysler, mediante su venta a la marca de Turín.

Si bien el grupo italiano reiteró su interés por comprar Opel, advirtió que no es razonable pedirle que ofrezca “más” de lo que ya propuso. “Ofrecimos aportar nuestras actividades automovilísticas a la fusión sobre una base libre de deuda y por lo tanto proporcionar activos sustanciales y absolutamente necesarios a la fusión”, dijo el presidente de Fiat, Sergio Marchionne.

Recordemos que las negociaciones con Opel se estancaron cuando General Motors, casa madre del fabricante alemán, solicitó una financiación de 300 millones de euros. “Pedidos de ese tipo, hechos a último minuto exponen a Fiat a riesgos inútiles y desconsiderados”, opinó Marchionne. Ahora, la canadiense Magna, asociada con el banco semipúblico ruso Sberbank, parece cada vez más favorita para hacerse con Opel.

A lo que contamos, hay que sumarle los inconvenientes encontrados del otro lado del Atlántico con Chrysler. El veredicto de un tribunal de Nueva York sobre la operación que le permitiría renacer en un consorcio manejado por Fiat fue varias veces postergado y algunos ya amenazan con presentar recursos.

Fiat y Chrysler, que está al borde de la quiebra, llegaron en abril a un acuerdo de alianza estratégica con la bendición del presidente estadounidense, Barack Obama, aunque la situación está empantanada.

Te puede interesar

Escribe un comentario