¿La economía de EEUU está pronta para la recuperación?

 

La respuesta no es sencilla. Pero lo cierto es que el tono apocalíptico que han tenido las declaraciones de los economistas desde la crisis de las hipotecas de alto riesgo en agosto pasado se ha acallado. La economía de Estados Unidos, pese a presentar una desaceleración en el último tiempo, especialmente en el cuarto trimestre de 2007 cuando creció a menos del 1%, no ha presentado grandes los signos de desaceleración que hagan pensar en una recesión, es decir en una un crecimiento negativo para lo que lo que queda del 2008.

Son muchos los analistas que piensan que los temores de una recesión están ya algo alejados. Sin embargo, existen algunos problemas en la economía que no dejan lugar a demasiados entusiasmos.

El paro alcanzó el 5,5% en mayo, mes en el que aumentó en 49.000 el número de desocupados. Esto repercute a su vez es en el consumo de los hogares, duramente castigado por la suba de los precios de los alimentos y de la gasolina. A esto se le suman las restricciones en el crédito que se podrían enfrentar los agentes, ya que el sistema financiero dista de estar totalmente saneado. Es los precios de los inmuebles parecen no tener piso y el sector sigue siendo una gran incógnita.

VIA – El Economista

 

Te puede interesar

Escribe un comentario