¿La crisis no es un mal trago en Argentina?

Whisky-okey

Si a uno le dicen que va a venir una crisis como la que vivimos, el pensamiento es que todo lo que no sea necesidad principal, como los alimentos de primera necesidad, se puede dejar a un lado.

En Argentina, conocimos los datos que el consumo de bebidas de alta calidad -caras y de cualquier parte del mundo- creció sin parar allí.

El mercado de las bebidas alcohólicas de alta gama y sus clientes observan de reojo las penurias financieras por las que atraviesan otros sectores comerciales del mundo, al tiempo que se disfruta una medida de whisky de 990 dólares la botella.

La consultora especializada IWSR dio a conocer que no sólo el consumo de vinos y cervezas premium creció el año pasado, sino también bebidas espirituosas, en pleno descubrimiento por el paladar sofisticado argentino.

En los restaurantes los consumidores que buscan nuevas y costosas experiencias que comienzan a pedir vodka, whisky, ron, gin y tequila, de calidad superior.

De esta forma, los importadores se animan a traerwhisky Royal Salute 38 años a 990 dólares o el gin Blue Rib bon a 44,50 dólares, también el Ultimate Vodka a 91 dólares y las grappas italianas Alexander, que vale como máximo 90 dólares.

Te puede interesar

Escribe un comentario