¿Europa en crítica situación financiera?

La crisis financiera internacional explotó dentro de las fronteras de los Estados Unidos, en América. Las principales consecuencias se expandieron a todo el mundo, pero hoy, el continente al que todos temen es Europa. Algunas de las economías del Viejo Continente ya se han repuesto y lentamente retoman el camino de la recuperación económica, pero otras se han agravado, como el caso de España, Portugal o Grecia.

Y además de las naciones, las entidades bancarias también registran tiempos difíciles y agravan aún más el escenario de la Eurozona, que pareciera copiar la crisis de las hipotecas estadounidenses. Varios de los analistas creen que se podría originar un llamado “efecto contagio”, en el que gran parte de los países de la región sufran las mismas consecuencias financieras.

Los expertos estiman que el mal uso del euro como moneda en común, las confusas decisiones de los países al endeudarse, la excesiva emisión de deuda, entre otras cuestiones, agrava las crisis financieras de la Eurozona. Para los más pesimistas, el efecto dominó es muy probable, y eso trasladaría la crisis global de Estados Unidos a Europa.

Pese a ello, y a lo que opinan los más extremistas, es poco probable que se produzca una debacle de las entidades bancarias aunque, en estos tiempos, todo puede suceder.

Te puede interesar

Escribe un comentario