¿Alerta en la economía social de Brasil?

De Brasil hemos hemos referencia en gran cantidad de ocasiones sobre los grandes logros de un país que en tan sólo unos años escaló posiciones hasta convertirse en una de las potencias económicas de principios de siglo. Es decir, hasta hace una década, el país latinoamericano prácticamente no tenía injerencia en el mundo.

Hoy, con las gestiones presidenciales de Lula da Silva logró transformarse en la octava potencia del planeta y, según los principales analistas internacionales, la segunda economía del mundo en los próximos años. Además, en términos geopolíticos comenzó a sumar más poder y participación en los conflictos internacionales.

Sin embargo, un grupo de analistas latinoamericanos no creen del todo en el actual boom brasileño. Si bien destacan los logros obtenidos como nación, también advierten sobre los principales puntos débiles del país de la samba y el carnaval.

Pese al crecimiento, existe una gigantesca cantidad de indigentes y extrema pobreza en todo el país.
La desigualdad sociales muy extensa, lo que cual también se transforma en violencia grave.
El consumo aumenta por sus casi 200 millones de habitantes, pero no es proporcional a toda la industria, es decir, con sólo consumir el 10 por ciento de la población, los índices crecen.
Por último, la incógnita sobre si el Gobierno de Brasil podrá mantener y crecer aún más su economía y sus clases sociales en los próximos años.

Te puede interesar

Escribe un comentario